Que la imagen manda en Internet es una afirmación que ya no sorprende a nadie. Desde que los móviles cuentan con más megapíxeles que las cámaras más modernas, retratamos todo lo que nos rodea: ese plato delicioso que estamos a punto de devorar, el vestido que robará todas las miradas esta noche o ese coche deportivo que algún día conseguiremos conducir.

 

Las marcas lo saben

Según Socialbakers, el 75% del contenido compartido por las marcas en Facebook son imágenes. Y tiene pinta de ser un estudio bastante exhaustivo porque analizaron durante un mes todos los posts publicados por parte de 30.000 marcas en esta red social, o lo que es lo mismo, 1,25 millones de imágenes en 30 días.

 

Las agencias lo saben

Algunas veces, la mejor forma de sorprender es pensar a lo grande… y a lo pequeño. Al mismo tiempo.

Os anunciamos un nuevo tipo de aplicación para Instagram que ahora empieza a despuntar, y dentro de un par de meses estaréis cansados de ver –aunque si sois usuarios de esta APP seguro que esto ya os parece una ‘no noticia’-: aplicaciones para hacer composiciones gigantes de varias fotos en Instagram. Banner Pic o Giant Square (tanto para la red social de fotos, como para Facebook o Twitter) son dos de ellas.

¿No se te ocurre qué hacer con estas apps más allá de compartir una puesta de sol gigante en tus próximas vacaciones? Bueno, pues aquí van un par de ejemplos al grito de ‘¡creatividad al poder!’.

 

Y a los usuarios les gusta

Librettogram

El contenido tradicional: la comida

La pizzería canadiense Libretto compartió su carta de pizzas en Instagram con el fin de hacerla más interactiva. Sólo que en vez de hacer una foto por plato, hizo muchas fotos para componer collages gigantes. Ahora, admite que no te ha entrado hambre.

Mazzda

Salirse de la norma

Aunque un ejemplo verdaderamente llamativo (que hemos visto a través de La Criatura Creativa), es el puzzle de 60 piezas que ha creado Mazzda. Auténticamente impresionante. Con ayuda de la agencia JWT Canadá, han convertido su perfil de Instagram en una gran carretera donde se ven sus vehículos.

Boquiabiertos estamos. En el caso de la pizza no sabíamos si dar ‘likes’ a los rebordes de pan o al centro de la misma, pero aquí nos hemos dedicado a dar ‘me gusta’ a cada una de las fotos (¡tienen hasta un yeti!).

¿Qué consiguieron? Aumentar en un 302% el número de seguidores.

 

 

El único problemilla de estas acciones especiales es que donde se ve mejor es en el móvil. Aunque lo mismo pasa con los efectos de Instagram… mejor en su hábitat natural.